sábado, 15 de marzo de 2014

Manteau rouge

París encarna un papel importantísimo, entre suministros de alegría y seducción de malabares. Las miradas se entrecruzan por veredas empedradas y torpes, cosquillean los murmullos del mundo. 
La mirada más íntima, tuya tan caricia como siempre.
Amanecer que sin frontera nos despertaba despeinados y sin ropa, los olores de baguette y café recién hecho enriquecían los labios que jamás besados bajo la lluvia deleitaba una lengua delatadora de dulces melodías, una tierna canción que se escucho en un bar. Nuestra canción. 
Las risas de carcajadas sonoras, las manos que se traslucen al tocarte el pecho y apenas te siento respirar, tu paz llena una cama de sorpresas, de amaneceres y sin ropa te descubro entre murmullos lejanos de París, cerca de una ciudad. Lyon tal vez?

Tal vez. Oui.




By: Micaela Nuné Halacyan
(el arte es un estado del alma)

martes, 11 de marzo de 2014

El proceso de recordar

Las pasantías del tiempo requieren una experiencia exacta, se recuerda en lo inmediato, la esencia del pasado, se procesa y analiza como tal, es tan delicioso como suicida. Aunque todo depende del recuerdo inmediato que tengamos.
Para detectar tales circunstancias, se debe estar haciendo algo verdaderamente importante, estar ocupado, pensando en lo que se debe hacer y como. Solo allí aparecerá aquel recuerdo pasado que no teníamos presente, por claras razones.
Se presenta de un momento a otro, se siente exactamente un balde de agua helada que le tiran a uno encima sobre la cara, el cuerpo, la ropa, y usted se pregunta: ¿Por qué aquí y ahora? Ya me he bañado.
Pero claro, usted no sospechaba que el recuerdo agazapado y entre tinieblas, se escondía divertido en ocupaciones importantísimas que no puede dejar sin terminar, pero ahora son dos los problemas: el recuerdo inmediato con una acumulación de sentimientos, ganas de reír y de llorar, aquel pañuelito de la tarde en Abril que se encontraba en el piso y dos manos se unían y tocaban a penas para luego conocerse, y que no puede dejar sus tareas, que su jefe esta por entrar, se toma la libertad de proferir una delicada y poética serie de insultos, la impresora no anda, que la impotencia se apodera de uno, le pueden temblar las manos, se le puede llegar a saltar un lagrimón o una risa descocada haciendo que en el preciso instante en el que entra el jefe, usted consigue la última copia. Claro, se da vuelta asustado y su jefe lo mira, mezcla de pena y con un pensamiento de: “que persona tan responsable, que entre lágrima y risa quería lograr a toda costa entregarme el trabajo a tiempo. Bah, es un exagerado.”


Injusticias de la mente, vio usted. 

By: Micaela Nuné Halacyan
(el arte es un estado del alma)

lunes, 10 de marzo de 2014

Doux

Es que un buzito así tengo ahora puesto, y es como si leyeras mis días desde tu conciencia lejana que me observa de a ratos escribirte e inspirarme, entre retacitos de papel y miel que se vuelca sobra la mesa, y con el dedo (delicadamente pero presuponiendo el pegote que voy a sentir cuando agarre la miel con el susodicho dedo) la tomo con delicadeza y la llevo a mi boca con una ceremonia fantasiosa, mezcla de película y deseo reprimido, entonces allí mismo, entre la miel, mi dedo, la lengua, el dulce sabor, el pegote que ya no esta, la marchita brillosa en la mesa...me lees desde tu lejana conciencia y me observas de a ratos, escribirte e inspirarme. 
Sos miel, y esas cosas dulces que uno se lleva a la boca. 
Como leer tus poesías en voz alta. 

A Cortázar.



By: Micaela Nuné Halacyan
(el arte es un estado del alma)

sábado, 8 de marzo de 2014

Somos instantes

Tomar mate en la vereda, los pies esquivando el charquito, los ojos suaves y pequeños que se esconden tras sus pestañas por el sol, un auto antiguo que pasa...tal vez la simpleza de existir y respirar, de eso trata sentarse en la vereda y jugar.
Dibujar en palabras la exquisitez del instante, ya que con el lápiz no se es muy bueno plasmando imágenes mentales, se recurre a la percepción casi innata de enamorarse a cada momento.

Somos instantes eternos, eso es existir. Algo así como…sentarse en la vereda y jugar. 

By: Micaela Nuné Halacyan
(el arte es un estado del alma)

P.R

El tango es la sutil seducción de dos seres que se miran secretamente, entre pasos bien diseñados y una mano en la cintura que va guiando a quien suele mirar hacia abajo.

By: Nuné
(pensamientos rápidos) 

lunes, 3 de marzo de 2014

Subte B

Buenos Aires esconde melancolía, entre túneles y mezclas oscuras. El tango resalta entreveradas seducciones en el bar de la esquina escondiendo un cigarrillo ahogado.
Algo de todo esto me recuerda a París, o acaso...
Hay ojos con cejas blancas, una chica con vestido azul escribiendo, una solitaria de remera rayada y el pelo negro recogido, una pareja al final del vagón...vaya a saber el número de éste. El sonido de los carriles mece a quienes van sentados. Piernas cruzadas, otras estiradas, algunas simplemente relajadas.
"Los subtes de Buenos Aires esconden melancolía entre túneles y mezclas oscuras...", escribe la chica del vestido azul. 

By: Micaela Nuné Halacyan
(el arte es un estado del alma)