viernes, 23 de diciembre de 2011

Entre tus alas (2)

El puente en el que te encuentras esta iluminado, lo sabes. Y no solo por las luces, sino por tu presencia. Aunque, eso…no lo sabes.
Observando el infinito que te brinda la noche, sumerges tu mente en el sin fin de pensamientos y sentimiento, aquellos que no todos comprenden. Y suspiras, al instante en el que giras la cabeza y miras un extremo del puente, deseando que ella vuelva caminando. Que vuelva aquella que no conoces pero la sientes.
Te lamentas, porque sientes que es tu imaginación y sin embargo la vida no te quita tiempo. Tu hombro derecho es tocado con dos palamaditas. Te das vuelta. Quedas estupefacto y observas al ser celestial que te mira con ojos cómplices, una sonrisa sanadora y una luz que te envuelve en paz. Simplemente con mirarte y un gesto de extensión de su mano, pide la tuya, por ende tu se la brindas. Al tocarlo, sientes una electricidad en todo el cuerpo, y sos llenado de luz.
Ese ser magnifico que ahora esta delante de ti, da vuelta tu mano y te entrega un royo de papel, atado con una cinta roja. La miras, extrañado. Tiras delicadamente de la cinta y desenrollas el papel que es suave como la seda.
Lees: “Mi alma anda vagando en el desesperado mar del encuentro. Encuéntrame de una vez te lo pido, ya no se donde más buscarte. Mis recuerdos y mis miles de libros no sacian las ganas de abrazarte. Encuéntrame, pronto. Te estoy esperando.”

Por su mejilla corre una lágrima que cae sobre la nota y ésta se esfuma en el aire. Él parpadea rápidamente y vuelve a mirar hacia delante. Ese ser celestial se ha ido, y un nuevo entendimiento ha surgido en su ser.
Seca su lágrima encaminándose por el puente que une ambos corazones, el fin es encontrarla.
Encontrarme.
By: Micaela

lunes, 12 de diciembre de 2011

Empalaga.te


Es el mar, pues, como tus caricias bajo el agua. Tal vez tu corazón sea el océano más grande, el Pacifico cuando nuestros ojos se encuentran, o parte del Atlántico cuando las mareas se vuelven furiosas bajo las nubes y una resolana ciega la conciencia.
No son más que palabrerías las palabras que han caído al mar, no son más que brisas las que nos alientan a seguir adelante. Es, entonces, un cálido reflejo aireado lo que veo sobre el cielo, tu rostro ahí pintado de celeste y tus ojeras de nubes. Pues en el horizonte distante y delineado por los ángeles veo la unión entre ese mar que somos y ese cielo que eres. Tal vez ahí, se escondan tus ojos. Y tal vez en el reflejo del sol, en su sombra más oculta, tu mirada.
By: Micaela

Guiños


Ahí, donde siento esa complicidad. Ahora siento que somos cómplices en compañías y que a penas tu reflejo me respira en el oído. Tal vez con los años la gente se comprende o se desentiende. Quien sabe, creo que aquí hay un “comprendernos” y códigos tan nuestros.
La inmediatez de una risa boba. No, es una risa cómplice como tu mueca, si es que hay una mueca, si será que las flores en primavera crecen, o apenas en otoño sonríes con las hojas secas. Creo que no, creo que sos de los que muecas una mueca en primavera y suspiras en otoño. Y si, sino no seriamos cómplices.
Je, imaginate. 
 By: Micaela

Sin puntos.


Lo curioso y gracioso es que en la mañana cuando abrí mis ojos volví a tener esa mano en el pecho que no me dejaba respirar. Supongo que yo soy quien se detiene y quien se alienta a seguir sin querer seguir por el camino que se que debe pero no conozco o conoceré y no se porque será tan complicada esta oración sin punto ni coma supongo que así me siento en este preciso momento y espero que pueda poner una coma o un punto hasta la fecha próxima.
Las ilusiones que se han topado conmigo, se han quedado tan grabadas convirtiéndose en mi realidad. No son ilusiones de cada aspecto de la vida. Solo es en un solo momento y creo que no es el adecuado.
Cualquiera que me escuchara hablar diría que estoy loca, seguramente el manicomio estaría con las puertas abiertas esperándome con más ilusiones que no bajan a la tierra. Siempre son vagas proyecciones que se van perfeccionando con el tiempo y así, van jugando un infinito ajedrez que me hace creer cosas que no son y vivir momento en los que jamás he estado.
Y no es que este plenamente necesitada de mostrar mi falta de cordura a través de las palabras, tal vez es la única forma directa conmigo misma de sacarlo y plasmarlo en otro lado, donde quedara pero se mantendrá frío como el hielo y saldrá de mi, tal vez un poco, para dejarme respirar.

La mano sigue presionando, seguramente me quedan mas cosas por decir.

Que tengo ganas de ser normal! Y creo que no lo soy por eso me cuesta caminar y vivir lo cotidiano muchas veces, queriendo “vivir las cosas lógicas” y no parezco ni de mi edad cuando abro la boca.
Entonces vos, que me miras ahí tan de tu lado que ni siquiera me ves, ni siquiera sabes que existo, como es posible que me causes tal humillación desesperante tratando de mostrarte cosas que no llegan y que no son más que vagas esperanzas lanzadas al universo.
Tanto tiempo tanto tiempo. Me esta carcomiendo la espera los huesos de mis pies, creo que va a llegar el momento que no pueda caminar bajo las ilusiones, seré un alma sin proyecciones porque las he agotado todas.

La garganta duele un poco, creo que quedan cosas por confesar.

Sin decirte, por supuesto, las verdades te las diré igual. Y el otro que me mira distante, como quien no quiere la cosa, que se yo como te veré y como me veras, no tengo que saberlo tan solo tengo que dejar fluir los días, las noches y las horas malditas. Pero que es esto, sino a vida misma poniéndome a prueba.
Para que? Para vagar con lo que quiero, con lo que debo o con las dos juntas que están bien de la mano?
No lo se! En mi naturaleza en este tipo de ocasiones me cuesta mucho “dejarme llevar, dejar que las cosas pasen”. Cual quier pájaro libre que me lea me asesinara si me ve, lo se, que desastre!
Pero no es más que la pura verdad. Y espero esto no tarde demasiado en solucionarse, porque no estoy para grandes pequeñeces del corazón.
Vos mira para otro lado y no me juzgues, nadie tiene el derecho, ni yo, ni ella que me mira desde adentro mío preguntándome y yo respondiéndole, lo que puedo.
Es gracioso, en fin, ya que esto también es producto de las ilusiones, malditas malditas, que me acorralan en la esquina de mi habitación. Pero la realidad es que cuando cierro los ojos, no escucho ninguna voz.

By: Micaela

domingo, 4 de diciembre de 2011

Taller de Filosofía - 2011

El taller de filosofía, es pues, un espacio diferente a los demás. Aunque todo espacio de expresión tiene un toque especial y algo en lo que se distinga, este tan filosófico también lo tiene.

Las palabras y los pensamientos fluyen, es el momento en el que compartís y aprendes, si es que estas dispuesto a aprender. Pero no, no es de estudio. Llamamos “aprender” a la acción de escuchar y respetar al otro, simplemente reflexionas y te liberas, pero no solo vos, sino cada integrante del taller.
Aquí durante el año, hemos encontrado la libre expresión, el espacio y el momento para encontrarnos con las palabras de nuestros pensamientos. Hemos reflexionado sobre la vida, como la vivimos y como la vive el mundo, hemos encontrado también, respuestas en nosotros mismos sobre el sentido de la vida, el concepto de “amor” si hay o no una sola forma de sentirlo o demostrarlo.
En fin se preguntaran, que es en si la filosofía y porque tiene un taller, para que podría servir. Pues bien, nosotros podemos hacer énfasis en que la filosofía en la vida es algo cotidiano. Y aunque muchos se sorprendan, todos en algún punto filosofamos, solo por el hecho de pensar, o reflexionar las cosas. Puede ser situaciones internes o externas de uno. Sin embargo, un taller específicamente de esta ciencia, nos ayuda a profundizar en el pensamiento, en el lenguaje de este, en escuchar otras opciones, aprender de los grandes pensadores y de los pequeños que van naciendo.
Pero principalmente nos ayuda a nosotros, a ustedes y todos los que quieran participar, nos ayuda a comprendernos, a abrir otras puertas en la vida y entender que más allá de todo lo demás, nosotros somos quienes caminamos el camino, somos quienes nos ponemos las limitaciones y que nosotros seamos quienes seamos, somos libres de pensar, actuar, sentir…somos libres de vivir.

(Discurso final del taller de Filosofía - 2011) 
(♥)
By: Micaela

sábado, 3 de diciembre de 2011

Algo nuevo.

Quiero avisarles a todos los lectores que cambie el nombre del blog (ALGO-DE--MI)


Gracias (♥)
 http://algo-de--mi.blogspot.com/

domingo, 27 de noviembre de 2011

Recordáis?

Interesante no crees? Es una exquisita sensación el poder de la intimidad del ser. Ese espacio tan dentro que esta fuera de nuestro alcance cuando no logramos entenderlo, ni asimilarlo.

Pues, no debe de ser complicado, aquí en la alta sociedad todo se puede.

No me mal interprete Duquesa, pero creo que exagera las cosas. Vosotros, este pueblo, sabéis bien que no se debe presumir. Lo sabéis, porque osas en hacedlo siempre? Tu belleza externa es infinita, la de tu interior también, pero aun no sabes manejarlo. Discúlpeme, espero sepa comprenderme.

Lo se madame, lo sé. Usted cree que un gran vestido como el mío hace las diferencias a mis pensamientos, las joyas y todo lo demás. Pero comprenderos bien, pues tu eres una de las mujeres que más ha revolucionado todo este mundo. Tanto hombre junto, ya no nos miran como antes. Y que nos queda más que a las mujeres, que presumir un poco, para poder sentirnos…bellas aun.

Bellas seréis todas siempre Duquesa. Sin embargo, aún no comprende mi punto, no se trata de cuantos hombres estén o no bajo nuestros hechizos, o nosotras bajo los de ellos…

Oh por Dios! Jamás.

Dejadme terminar por favor Duquesa; trato de explicarle la simpleza que es el quererse y comprender su propia alma, sin necesitar hombre o mujer a sus pies para sentirse bella, querida, o como quiera sentirse. Todo se lo proporciona y quita usted sola. Siempre. Tan fuerte es, como pretenderá que…

Qué? Acaso estar frente a todo este pueblo no envejece mi figura?

No, ni su alma envejecerá. Sepa apreciar lo bella que es por dentro, perdóneme, pero debo decirle “compañera” ya que tantas tardes entre té y galletas de canela han alimentado mi buen hablar y ha dejado usted un espacio entre nosotras para ser cómplices de charlas tan profundas como esta. Solo quiero, poder expresarme correctamente, siéntase a gusto con lo que es, solo con usted misma Duquesa.

Lo comprendo mi niña. Tú eres una revolucionaria, y llegaras a ser una gran escritora, creedme. Y comprendo tu objetivo. Te entiendo. Lo pondré en práctica, porque nada se le compara a momentos como este. En todos mis años de reinado, jamás nadie me ha hablado con tanta sinceridad. Brindemos por nosotras y nuestra infinita belleza desde el alma, como usted me esta enseñando a entender, brindemos porque no sea esta la última vez que nos reunamos una tarde bajo nuestra sombrilla.

Dios la bendiga Duquesa.

A ti, Marie. 
By: Micaela

miércoles, 16 de noviembre de 2011

C'est la vie


La vida es eso que trascurre a tu lado, que suele darte la mano para que se la tomes y camines junto con ella el sendero de la colina del conocimiento, de la experiencia, de las alegrías de las tristezas.
Y allí es donde te encuentras con todos. A algunos la vida los sigue detrás cabizbaja porque el que debe tomarla de la mano no lo hace, la ignora y no se percata que también tiene una. Otros tienen la vida adelante, donde ésta ultima se acelera demasiado, y ellos no pueden seguirla, porque no se sientes capaces, otros porque no la han notado y otros porque simplemente se dejan guiar. También hay de los que tienen la vida entre el alma y el cuerpo, son aquellos que la vida los atraviesa y les hace vivir las cosas más intensamente de lo normal. Y están a quienes les pasa la vida por encima, y no se dan cuenta de que existe una.
Pero están quienes también hablan de la vida como algo ajeno, y la vida no es más que uno mismo viviendo, soñando, caminando paso a pasito llenando su jardín de flores o de lágrimas (según como se viva). Como vivís vos?
A mí me gusta sembrar flores en mi esencia, y respirar la luz que proviene del sol y que cada mañana me despierta con rayitos cálidos, abrazar con mis alas a los seres que adoro, y mirar más allá…de los perceptible con los ojos.

By: Micaela

domingo, 13 de noviembre de 2011

Caricia al alma


La simple presencia y el saber de un ángel a mi lado, hace que sienta una caricia en todo mi ser, es como una luz permanente que me acompaña. Mis ojos fueron bendecidos por poder verlo solo una vez, y las demás son solo brisas de su luz que me traspasa y me cuida. Me cuida tanto.
Tiene alas que son como almohadas para que descanse en paz  en él y me cubra con su cálida luz que es como un abrazo del mismo Universo. Su túnica es tan perfectamente larga y sedosa como los más bellos pétalos de las flores más hermosas del mundo, esas que les da el sol siempre y el cielo les regala lluvia para que crezcan y sean cada día más princesas de su jardín.
Me mira con ojos tiernos y sonríe felicitándome por cada logro, cuando mis lágrimas ruedan y lastiman mi rostro me da palmaditas en la espalda y me acompaña toda la noche, pero cuando las lágrimas caen felices por mí, él me regala mil pétalos de luz que me ayudan a disfrutar del sabor salado de las gotitas de roció que ahora se han emocionado.
Tan solo tener el don de poder escribir y poder sentirlo, me basta para vivir feliz. Y eso no hay quien me lo quite. Pueden hacer cualquier cosa los que me rodean, pero soy tan libre como mi alma, y tengo una mano a mi lado que siempre me toma las mías para guiarme y quererme. Así como soy.
Gracias, a mi Ángel de la guarda ()
By: Micaela

sábado, 5 de noviembre de 2011

Calidez espontanea


Y no escribirte tal vez y siempre flores y amaneceres, sino dibujarte en palabras corazones y letras enamoradas del amor que me apasiona compartir con una figura imaginaria y tal vez con un futuro que fluye y yo lo dejo fluir mientras me adentro más en las mil y una noche en tus sueños esperando la espera lógica y sonriendo a carcajadas simplemente por el roce de los pétalos que me hacen cosquillas y acarician tu conciencia. Pues, no me quedaría aquí toda la noche escribiéndote si no quisiera compartirte mi jardín de margaritas, mis muchas maravillas y tal vez un café mientras nos hamacamos y somos felices solo por existir y tenernos sin tocarnos, a penas respirarnos las esencias, a penas rozarnos los recuerdos. Recordándonos. Tal vez, recordándote.

By: Micaela

La esquina de enfrente.

Un inquebrantable sigilio, casi estremecedor jadeo me acecha, me sigue los pasos por toda la habitación mientras intento escapar. Pero no me muevo, me sitúo inmóvil en una esquina blanco y negro que me cubre de todas las miradas a acusadoras y tal vez de todos los miedos.
Relámpagos carcelarios que me sellan en el silencio del terror y no me dejan salir del hueco en el que estoy, comienzo a mirar toda la ventana que está delante de mi mientras lo único que alumbra mi habitación es esa luz de la lluvia, esa luz sin vida de un blanco solitario cuando los truenos no tienen piedad y los relámpagos relampaguean en el horizonte inmenso que da a la calle y un árbol que roza mi ventana como una interminable campanada del juicio de mi alma. Pero yo no hice nada malo, y lo se.
De un momento, tras un haz de luz que alumbra toda mi habitación una figura oscura se sitúa en la otra esquina que me mira frívola y acechante. A penas puedo distinguirla, y cuando nuevamente vuelve a alumbrarse mi recamara, la figura me mira con ojos asesinos, la tengo tan cerca de mi que su respiración helada se me cuelga por los huesos y apenas puedo pensar en nada.
-Has cometido muchos errores mi niña -acentúa la voz que me delata- no, muy mal, que malas tus actitudes mi niña.
Y resuena una carcajada que me para el corazón, en el mismo instante en que mi cuerpo queda tumbado en el suelo y la sombra siniestra la mira con asco diciendo y afirmando para su pleno placer –Ja, pobre pobre. De que sirven tantas buenas almas si todas terminan igual, salvando a otra y queriendo desafiarme. No, muy mala tu actitud.

Y de desvanece, como si nada hubiera ocurrido.

By: Micaela


viernes, 4 de noviembre de 2011

Le dome

A la sospecha de imperfección universal contribuye este recuerdo que me legas, una cara entre espejos y platillos sucios. 
A la certidumbre de que el sol esta envenenado, de que en cada grano de trigo se agita el arma de la ruina, aboga la torpeza de nuestra ultima hora.
Que debió trascurrir en claro, en un silencio donde lo que quedaba por decir se dijeran sin menguas.
Pero no fue así, y nos separamos.
Verdaderamente como lo merecíamos, en un café mugriento, rodeados de larvas y colillas, mezclando pobres besos con la resaca de la noche.

de: Montparnasse 

domingo, 30 de octubre de 2011

Expresarte al expresarme.


Te veo. Comprendes? En mis palabras puedo verte, sentirte, apenas rozarte con la yema de mis dedos, y tal vez, cuando tengo suerte tus aromas llegan hasta mis sentidos y entrecierro los ojos mientras respiro tu esencia y una lagrima acaricia mis pupilas.
Entonces resuelvo al fin, el interminable momento de dichas que he pasado, pero siento que cada momento que he vivido a sido un ladrillo para formar el castillo que luego quedara listo cuando me invites a pasear simplemente con estar presente en el mismo salón que yo, y ahí sabre que mi castillo a llegado a su fin de construcción para vivir dentro de el, tal vez juntos, tal vez vos, tal vez yo o nosotros en un instante tan íntimo y eterno como el viaje de una gota de lluvia desde el más infinito cielo hasta caer en tu nariz mientras miras el paisaje azul y me cubres con tus manos, para no empaparme demasiado, o tal vez, porque simplemente, quieres abrazarme.
Y yo me dejo, porque no hay mejor castillo ni refugio que tus brazos.
By: Micaela

Entre tus alas (1)


Y entonces ahí, en el medio de la noche, mirarte. Con la silueta clavada sobre la pared, inmóvil. Casi sin poder respirar, pero mirándote.
Entonces tu, bella dama, te das vuelta, y yo fiel caballero te saco a bailar con la mirada y nos quedamos inmersos en cosas que no podes hablar. Es tan familiar el observarte. Es tan fascinante tu elegancia al caminar.
-Querido?
De repente, toda mi poesía se mezcla…
-Dime amiga
-Que es lo que te sucede, te encuentras ahí, tan absorto…tan en vos. Que te ocurre?
-No es obvio? –me quede mirándola, pero ella hizo caso omiso a mi retórica pregunta-pocas veces, perdón, nunca todo mi cuerpo se a quedado inmóvil al observar a un ser tan increíblemente bello como esa dama.
-Quien? Ella? Es linda si, pero que te atrae tanto.
-Mira esos ojos, mira esas manos. Mira ese rostro, siento que lo conozco.
By: Micaela

lunes, 17 de octubre de 2011

Vitalidad del ser


Te confesare fiel lector, estoy aquí  en un momento integro de paz y bienestar propio. El bar en el que me encuentro es uno de mis favoritos, mi croissant de jamón y queso sacia mi hambre de una manera gloriosa, casi te diría es el mejor manjar del mundo (además de que me encanta) y mi latte tiene la temperatura justa de caliente como para que todos mis sentidos gustativos se deleiten ante él.
El lugar en el que me encuentro se mantiene en color sepia, casi te diría que las luces tienen un tono tan pacífico y seductor que todo parece estar en sepia, y me siento a gusto en el sillón que me brinda su espacio para que me recline cómodamente.
La música cosquillea mis orejas,  me hace sentir única en el mundo, como si mi camino de verdadera inclusión en el arte comenzara cada vez que me regalo estos momentos de placer y satisfacción propia. Más un lunes, un comienzo de semana excelente, acotando que hable con gente que extrañaba y adoro con mi corazón tanto el día de ayer como los anteriores, y mañana voy al teatro, debo decir que mi vida se torna fantástica. Y esto no siempre ha sido así… en realidad no tiene porque serlo siempre. De toda lágrima aprendí una sonrisa.
Pero en fin, siguiendo con mi relato, la música tiene un xilofón constante en su melodía que me hace entrecerrar los ojos y echar mi cabeza hacia atrás, adorando al universo mismo y agradeciéndole a Dios por darme la oportunidad de darme regalos tan sencillos pero a la vez con tanto placer como este.
Y ahora de fondo, hay música francesa. Oh! se me regocija el alma de amor al universo. (♥)

By: Micameli

viernes, 7 de octubre de 2011

Un minuto en tiempo almico


Las miradas tiene ese indiscutible sigilo intimidador que te roba el aliento, aunque todo depende de como sean ellas, las hay picaras, tiernas, seductoras y algunas llenas de dolor. Pero de las que quiero escribir en el viento son de aquellas que reconocen la ventana del alma, por ende se trata de nuestros ojos. Son de las que se perciben una caricia, cada parpadear es una caricia, tienen un idioma tan único que los labios quedan sellados en un interminable silencio que descansa profundo en si mismo, dejándose llevar y disfrutan de la conversación de las pupilas que se sonríen, se acarician, son cómplices del espacio y del tiempo que comparten inevitablemente.
Puede que ineludibles admiren el respirar de la expresión. Los ojos tiene más secretos que toda la humanidad junta, se despejan de toda privación de la libertad que a veces cualquier otra parte de nosotros la tiene. Ellos derrumban muros y distancias. Hacen que el tiempo vuelva a renacer, porque al encontrarse, cuando se vuelven a hablar se miran, se miran al hablar, se leen los parpados, se respiran los colores que contienen sus respectivos iris, se acarician… ahí es cuando se encuentran y pareciese como si el tiempo jamás hubiera transcurrido.
Este ultimo, vale aclarar, es relativo. ¿Depende para que, o para todo?
Y entonces, allí vas, respirando ese reflejo aireado que te brindan los ojos que te miran, te acompañan, te envuelve en sus brazos y te libera de todo mal. Es casi como sumergirse en un mar de agua pura y limpiarte integra el alma, volverte puro finalmente, y agradecer. Agraceder, que se volvieron a encontrar las miradas que tanto se buscaban.

By: Micaela

jueves, 6 de octubre de 2011

Querida espera:


Te admiro. Admiro ese inquebrantable sabor de no saber como es el sonido de tu voz, si será alguna vez la esperada caricia que tanto ansia mi alma.
Es la fascinación de no conocer tu verdadero color de ojos, solo los veo así tan grises como ese que suelen tener las estatuas que inmóviles en el espacio que ocupan, dejan su brisa de estética y belleza petrificada. Admiro la manera en la que sin tus respuestas a mis preguntas, mi corazón se acelera y espero algo que no se como surgirá. Pero que lo se, lo se.
Ojalá que te llegue esta carta que es mi más ansiada confesión a tu ser. Ojalá que si algún día comienzas poco a poco a mover tus dedos y por ende todo tu cuerpo  se deje fluir, te dejes llevar por estas palabras y me tomes con tus brazos así en la eternidad del instante quedamos inmóviles, pero juntos.



Contemplación.


pd: Te esperare con mis pies pegados al cemento frío.


By: Micaela

viernes, 30 de septiembre de 2011

El secreto

Atesorando cada palabra que leo, luego caigo en la cuenta de que escribo. Yo soy quien me leo y me escribo a la vez.
No puedo todavía, entenderlo. Todavía me cuesta aceptar de donde sale tanta poesía, las palabras precisas, el compás de ellas y como se acarician formando una comunión de milhojas que me describen en varios textos. Creo que aquí esta toda mi esencia.
Bueno no toda.
Cuando logre sacar todas las palabras, todas las poesías, sus romances, sus peleas, cuando logre terminar de escribir el punto final de mis palabras, de mi alma misma, allí estaré en la silla mecedora, dejando de respirar poco a poco mientras el lápiz se desliza por mis dedos dando un salto al piso. Sonriendo, sabiendo que di todo de mi, y que todo se lo regalo a la humanidad misma. 
By: Micaela

jueves, 29 de septiembre de 2011

Cortinas de agua


Gotitas inquebrantables, final algunas, de panza pesadas otras, caen sobre el asfalto, lo mojan y dejan su marca de café en él.
El cielo truena como pocas veces, se digna a gritar y las nubes cubren a Buenos Aires en vientos inestables y calurosos que nos agobian y nuestros parpados caen.
El paraguas rojo que me decora al caminar hace que la lluvia no pegue la ropa a mi cuerpo y me empape. Pero mis pies con sus botas andan alegres y mis ojos admiran el paisaje urbano que queda sin cabezas ya que fueron reemplazadas por paraguas, algunos diarios a veces, o alguna cartera rebelde que no cubre por completo, pero ayuda…a que al menos el maquillaje no se te corra. Generalmente abundan paraguas negros, lo cual deprime al día agregando que el sol no brilla en todo su esplendor y el cielo esta prácticamente blanco.
Y mientras camino con mi adorno rojo cubriéndome sonrío, por sonreír. Porque a la vida se la debe mirar con los ojos achinaditos mientras se muestran los dientes tras una carcajada pasajera como la misma lluvia que se propaga desde una nube que me cubre.
By: Micaela

domingo, 25 de septiembre de 2011

Palabras nacientes.

En el instante inmediato desaparecen las cadenas que nos toman desde el centro de la tierra, nos despojamos de toda atadura terrenal y nos sentimos flotar en el aire que dejo de ser denso…o es mas denso que nunca?
Las hojas flamean en cámara lenta, el pelo se despeina teatralmente y los ojos parpadean admirando los detalles de un rostro tan desconocido como ojos cambiantes de tiempo, color, espacio, brisa. Y sin embargo, una misma esencia.
Entonces en el espacio infinito de las manos que se toman debajo del agua, flotamos y nos sentimos en el aire que dejo de ser denso, pero es el agua quien sostiene nuestros cuerpos como hojas que bailan fuera de sus ramas en otoño. Y bailamos, y sonreímos, y parpadeamos, y nos abrazamos y no nos tocamos ni nos rozamos. A penas nos respiramos y nuestros aromas llegan inalcanzables en forma de pétalos, de flores que se deshicieron en otra vida para darle paso a esta que nos espera. Para esta que me apura y yo la detengo…o yo soy la apurada?
Mirándonos, pues, en un espacio diferente, solo nosotros entendemos cada mueca de nuestro rostro, cada mano que se posa en la cintura seduciéndote, cada labio que se muerde, seduciéndome. Y allí veras que nos veremos y miraremos el mirar del universo unido por los lazos lazados del tiempo. Y allí, me veras. Y puede que también te vea, si es que no quito rápido mis ojos de los tuyos a causa de mi rubor repentino, uno que invade mis mejillas sin permiso.
Como tu presencia en el salón.

  By: Micaela

martes, 13 de septiembre de 2011

Saquen una hoja.


Te toma de sorpresa la inestabilidad emocional cuando la saturación llega hasta tal punto que la rutina es causante del cansancio lógico. Entonces sentís que todos los profesores te succionan la sangre, poquito a poquito así te vas quedando sin aire, con ojeras y pocas horas de sueño encima.
Te toma de la mano la brisa de la calle cuando caminas acelerado al colegio si llegas tarde, "las faltas las faltas" pensas. Pero estan quienes van tranquilos porque es casi fin de año y solo tienen 12 faltas. Entonces respiran.
Y llegas con todo, y ya la espalda te duele, el pelo es un desastre y hace 3grados bajo cero pero tu calor corporal es tal que te meterías a una pileta helada ya. Los nervios y el cansancio te toman, un examen a primera hora de la mañana un lunes. Y escuchas que tu mama te dice: “buen comienzo de semana”… parece joda. Sin embargo una extraña tranquilidad de haber estudiado te da esperanzas. Entonces inevitablemente se escucha el -saquen una hoja.
Si la hora de la verdad se aproximó.
Entonces lees cada punto, y pensas para tus adentros: lo se, lo se, mas o menos, lo se, que mierda es esto, lo se...no! esto no lo lei!!!
Y vas, ahí, casi entregando tu vida y sudor escribiendo sacándole chispas a la hoja con todo lo que sabes. Miras a veces para arriba implorando iluminación divina para que todo salga como lo planeas. Quedan cinco minutos, tu mano de repente esta mas gorda y grande de lo normal, ya hinchada y desecha escribís hasta el punto final....suena la campana.
Esperas una semana, claro, porque los profesores tienen vida no como nosotros creemos, que solo viven y duermen para nosotros, nuestro curso. No. Pero bueno lo suponemos, y siempre nos equivocamos.
Luego de una semana de espera, olvido y revoltijos en el estomago, el profe entra al curso con cara de nada. (Si, porque todos deberían ir a actuar todos son grandes artistas cuando quieren)
Y van llamando apellido por apellido, no lo queres mirar a la cara....tenes miedo de esos ojos que te acechan. Sin embargo y finalmente llega tu apellido, te levantas, miras al piso...te entrega a prueba. 
Te sacaste un 7
SOS LA PERSONA MAS FELIZ DEL MUNDO.
Pero luego te das cuenta que necesitabas un 9 para no llevártela...entonces el profe te dice: querido querido, nos vemos en diciembre.

Y eso, te vas, guardas la prueba, y mantenes un grito ahogado hasta no saber que en diciembre aprobas. Porque sabes que vas a aprobar, porque nada es imposible, porque queres vacaciones....y porque CHAU EN DICIEMBRE CHAU QUINTO.
Y asi pasito a pasito, te vas.
By: Micaela

jueves, 8 de septiembre de 2011

Instrucciones para reír.

Luego de indicar anteriormente la manera correcta de llorar, comenzaremos por algo más alegre y puede que tal vez no siempre se tenga en cuenta. Las instrucciones para reír.
Inevitablemente tras algo que nos cause gracia nace en los labios una mueca y los ojos siguen su paso achinandose poco a poco. El momento de estallar se acerca y va aumentando un cosquilleo en el estomago haciendo que inevitablemente nuestra boca se abra dándole protagonismo a los dientes que se dejan ver. La garganta casi pega un grito mientras con los ojos cerrado (y a veces un poco llorosos todo depende de la circunstancia y el tipo de risa o escándalo de carcajada) y las manos en la panza, nos reímos descostillándonos. Nuestro rostro se pone colorado y un calor comienza a subir por nuestro cuerpo.
Pero recuerde, dirija la imaginación hacia usted mismo y expláyese en una carcajada que seguramente resonara hasta el otro lado del mundo. Si sus mejillas comienzan  a dolerle y su panza no para de moverse al son de su carcajada, no se asuste, no tema, significa que usted aprendió a reír.
By: Micaela

sábado, 3 de septiembre de 2011

Instantes (8)


Tápame, no me dejes soñar tan desnuda, no me dejes tan así, con los ojos desorbitadamente brillosos mirando el sol y percibiendo cada partícula del aire.
Tápame, no me dejes tan desnuda soñando, así acariciando las flores de mis sueños mas profundos, así, tan dentro de mi, tan internamente adentro que casi no percibo que pasa afuera.
Tápame, a veces hace frío. Y sueño, y los pétalos que me cubren se van cayendo a causa de la brisa veraniega que me recorre de vez en cuando. Quedo desnuda ante mi propio espejo, y sueño ante mis propios ojos.
Entonces cuando tengas un tiempito y me quieras tapar con tus alas, tápame, así no sueño tan desnuda…porque soñando me voy, me voy. Realmente me voy. Y luego caigo, bruscamente…como si nada hubiera pasado.
By: Micaela

domingo, 28 de agosto de 2011

Strawberry fields forever.


¿Y si en un desliz de mi subconsciente beso tu sombra y en la oscuridad no encuentro tus labios? Y si las alucinaciones más maravillosas surgieron cuando…
¿Podrías confirmarme que los ojos que vi cuando cerré los míos eran los tuyos, así tan pequeños, como a una cuadra de distancia? ¿podrías?
¿Y si las manos que acaricio por la noche son los destellos de tu luz en mi penumbra seductora inútil, que sonríe a la pared y besa la sombra sin dueño?
Entonces allí lo sabre, y te confirmaré que…
Porque en las noches los corazones palpitan más rápido, y creo que mi alma se va lejos de este pobre cuerpo que carece de caricias de tus manos. Tus manos irreconociblemente invisibles porque no las vi nunca.
Irrevocablemente debería confirmarte que perdí la razón al pensar que tal vez el saber que merezco algo tan merecido podría merecer la pena de mi locura al buscarte en mi habitación y no encontrarte, todavía no, abrazado a mí. Y así mirarte a los ojos parpadeantes que me delataran sin que hable, y entonces me besaras con tus besos, y me devolverás las alas con tus manos mientras recorren mi espalda frágilmente blanca, de marfil.
Y allí lo sabrás…
Entonces seguiré escribiéndote desde el inconciente porque jamás te escribí y no se quien sos y no se quien soy ni como seré cuando te sepa quien sos tu.
Y tal vez, así, pasito a pasito vos con mí y así juntos con nosotros, escribirnos.
By: Micaela

viernes, 19 de agosto de 2011

Realidad virtual.


Yo aquí sostengo un espejo y creo que sos vos... y entonces me miro pensando que soy vos y vos sos yo. Y en el instante en que nos miramos por detrás de una lamina que esta pegada a un vidrio y por ende eso conforma al reflejo virtual creo poder ver el universo entero de tu alma viajera en la mía que compartimos mientras por rutas separas nos encontramos.
Yo aquí sostengo un espejo y creo que soy yo… pero a la vez me ves y me sonreís desde tu lado del vidrio con la lamina pegada en él y por ende nos reflejamos desde el ser que nos conforma y nos sonreímos como si estuviéramos enamorados y ni siquiera nos conocemos, jamás nos vimos los rostros empapados de lágrimas ni una lluvia tupida por las mejillas que nos delatan en el cortante instante en que la puerta se cierra detrás de nosotros creyéndonos dueños de la habitación que nunca compartimos.
Por eso sostengo el espejo y nos miro a los dos y vos nos miras desde donde estés, donde quieras estar. Quiero que me mires desde tu espejo de lámina y vidrio, desde tu alma y tu muestra de afecto corriente y fuera de lo común. Del príncipe de sueños, pero no me guiñes un ojos.
A veces se desnuda la ciudad delante nuestro y la tapamos, así no sueña tan desnuda, y nosotros la seguimos desde nuestros retrovisores sosteniendo el espejo delante nuestro mientras nos miramos y procuramos que nadie nos este siguiendo.
No vaya a ser que alguien descubra el verdadero amor. No vaya a ser que los celos despierten la oscuridad de la ciudad. No vaya a ser que los espejos que sostenemos seamos nosotros mismos en otras dimensiones abrazándonos y todavía ni llegamos a rozarnos.
Entonces lo comprenderé más adelante, cuando te mire a los ojos sin espejo ni retrovisores, ni lámina, ni vidrio. Entenderé que para mirarte como quiero debo cerrar los ojos y abrir los de mi alma.

By: Micaela

sábado, 13 de agosto de 2011

Sedas de mi piel.

Mis auriculares son extremadamente grandes y cubren mis orejas en su totalidad. Creo que me siento volar. La música me eleva majestuosamente a sensaciones que pocas veces siento.
Es como un éxtasis de lazos que me acarician mientras el viento los hace flamear por el campo en el cual me encuentro mientras corro por los pastizales que me rozan las piernas y mi vestido danza con las flores que me acarician los pies.
Puedo transportarme, esta música me hace reír el alma. Me hace cosquillas. Dentro de mis oídos entran notas musicales de seda que, inevitablemente, logran que mis parpados parpadeen más lentamente mientras disfruto el dulce sabor de estar sentada en la cama pero sentirme fuera de mi. 
Puedo sentirme en el lugar que quiera. 
Ahora, por ejemplo, me encuentro corriendo en un atardecer que me mira seduciendome y yo corro libre, casi me despego del suelo, casi puedo volar. Mi sonrisa sale sin que nadie la detenga, mis brazos se dejan llevar por mi cuerpo que baila con el viento que me envuelve en pequeñas ráfagas y hace que cada parte de mi se convierta en pétalos. Y así, con el paso de mis pies se van desprendiendo pétalos de mi piel que me conforman, y los últimos de ellos salen de mis labios.
Y allí me encuentro yo, como pétalos esparcidos en el lugar más maravilloso que puedo estar. En el paraíso de mis infinitos sueños.
By: Micaela

jueves, 11 de agosto de 2011

Sonría, lo estamos describiendo.


Actuame una actuación actuada y besame los besos no besados. Quiero quererte y querer dejar de dejarte, tal vez encontrarte al encontrar un camino caminado en el tiempo pasado.
Y así, por las rutas vividas de vida mirar al mirarte el cielo. Y en el, actuarte un acto actuado. Algo poco ensayado de aquel ensayo. Te presento mi espontánea espontaneidad que es divertida y divierte a la diversión de la risa misma y ajena.
Dale, acompañame a acompañarte mientras nos acompañamos y así de las manos unidos por la unión de los vientos de color y colores coloreados divertirnos y divertirme mientras te divierto.
By: Micaela

domingo, 7 de agosto de 2011

Instantes (7)


Seguidme por los pastizales que te enredan en mi súbita nostalgia y te llevan hasta el infinito de los tiempos sin final.
Seguidme por el camino de pétalos que he armado para ti, tiéntate con las cerezas que rodean el pasto. Inspira el aire puro que entra por tu nariz y te llena los pulmones de colores, te llenan de aire limpio, te limpian por dentro, y te vuelves más bello.
Seguidme por los pastizales que te enredan en los labios que te asaltan desprevenido mientras por los rayos de sol se cuelan los puntitos de luz tu abrazo me hace grande, y me lleno de luz. De repente soy parte de la luz del universo.
Y tal vez te escribo porque jamás te escribí, y porque es de noche. Y tal vez, porque hace frío.
By: Micaela

sábado, 6 de agosto de 2011

La búsqueda del tesoro.


Y entonces vuelvo a interrogarme con cuestiones que me ponen contra la pared y me pregunto: no es de presionarte eh, pero…que pensas hacer en tu vida?
Entonces lo siento en el corazón, sé que busco, busco lo que soy para encontrar lo que debo hacer. Porque lo que quiero encontrar es una vocación, no un trabajo y ya. Busco entre las ramas de todo el árbol de la vida, que esta hecho para mi, para ejercer, hacer…y hacerlo bien. Más bien, busco para que estoy hecha yo, para que estoy en este mundo, es otra cosa. O no? Tengo ganas de hacer algo que…abra las mentes, haga pensar. Quiero dar distintos puntos de vista, quiero realmente valorar mis virtudes. Quiero aprender a valorarme realmente como la misma alma que soy (al menos la mitad de la totalidad jaa). Pero me cuestiono, me interrogo, me pregunto y todos esos derivados de palabras que terminan con un signo de pregunta.
Me gusta el arte. Y nunca ejercí profesionalmente nada. Pero por otro lado tengo muchas habilidades de las mismas. Pero no todas se plasmaron delante de ojos realmente críticos para decirme: Si/No. Y creo que eso busco, busco criticas. Busco que me ayuden a perfeccionarme. Porque mi corazón tiene un solo rumbo y muchos caminos dentro.
Sin embargo me sigo preguntando. Y sin embargo sigo escribiendo, y la escritura es maravillosa pero…
Y a veces me agarra una desesperación, y después respiro sabiendo que en realidad tengo tiempo. Sabiendo que tengo en mente cosas que quiero realizar, cosas que necesito hacer desde hace mucho, probar, intentar, buscar y finalmente encontrar. Porque los proyectos no me faltan, las ganas tampoco.
Pero respirando muy profundamente me digo: todo a su tiempo.
Y así debe ser.
Y será lo que deba ser.
Seré lo que debo ser, para lo que fui hecha. Estoy acá para hacer muchas cosas, no se todas. Pero se algunas, y las demás…las iré descubriendo con el tiempo.
By: Micaela

miércoles, 3 de agosto de 2011

Instantes (6)


Es agradable admirarte en la vaga imagen ilusionada que mi mente recrea de tu piel, tus manos. Casi puedo sentir la calida brisa que irradian tus ojos claros. Y allí, en mis sueños sumergirme en tus brazos, en donde quepo perfectamente. Están hechos a la medida justa de mi cuerpo. Solo el mío. Entonces en mis fantasías tú me sonríes y parpadeas lentamente. Admirando yo, cada parte de su ser te acaricio tu risa con mi nariz fría, y la brisa me despeina.
Y cuando menos me lo espero, mientras descanso en tu alma, te acercas más a mi y me susurras al oído…
RIIN
Abrí los ojos bruscamente –maldita sea, maldito reloj. Seis de la mañana- el frío hace que me acurruque más en las frazadas que cubren todo lo que soy. –No no, volvé, volvé susurro.
-Hija, levántate –grita con cariño mi madre.
-Bien…podría escribir algo mejor…- pienso –no, quiero que vuelvas, a susurrarme al oído como cada noche!
-Hija!
-Ya voy! Esta bien, te perdono por dejarme tu fragancia y llevarte los colores de tu imagen, pero vuelve en la noche, te suplico. –entonces salí de mi cama y algo extraño me sucedía, mi cuerpo no sentía el frío lógico. Sentía unos brazos cálidos rodeando mi espalda y bajando por mi cintura.
Me limite a sonreír.
By: Micaela

Los innombrables.

Desafinar entre los lamentos indiscriminados. Puede que no me tomes de la cintura esta noche. No te lo reprochare. Puede que mires para otro lado, y poses tu mirada en la ventana, no temas, nada te diré. Pero ten en cuenta, fiel gobernador, que cualquier cosa que hagas esta en mis manos. Que este corazón que se ha roto, solo lo puedo sostener yo.
Ve, vete luciendo esa sonrisa falsa, ve a conquistar mujeres. Mira, mira como sostengo un cigarrillo y lo llevo a mi boca, callada. Callada te sigo los pasos. Y no me mires así, no te atrevas a seducirme. Te amo, lo sabes. ¿Pero quien te quita los besos que te han dado? Me amas, lo se. ¿Pero quien me quita las lagrimas que he llorado?
By: Micaela

viernes, 29 de julio de 2011

Carpe diem quam minimum credula postero.

Hoy me mire al espejo, y recordé que me había cambiado el collar. Mas bien me agregué al collar que ya tenía una mariposa hermosa. Es de mi mamá. Luego le diré que la tengo puesta, aunque a ella no le molesta.

Y me observe, y vi lo linda que lucia con ella, colgada y brillando de mi cuello. Mi rostro estaba libre de maquillaje y sin aros, sin embargo, le daba otra calidez a mi estructura corporal simplemente esa mariposa. Y me puse a pensar ¿Qué significan las mariposas? Y tiene muchos significados. Busque y busque en Internet, y encontré cosas maravillosas acerca de sus colores, la espiritualidad, su forma, la belleza que también se usa como símbolo de tal. Pero tengo mi propia resolución. Porque soy una persona que le busca el porque a todo. No se si es bueno o malo. Pero eso de conformarme con la superficie de las cosas, de las acciones de los demás, los sentimientos…conformarme solo con eso, lo visible…no es lo mío.

Asíque me pregunte, porque después de tanto tiempo de usar el collar de la virgen María que me había regalado mi mama, porque ahora le agregué al mismo la mariposa. Además de su belleza y lo brillante que es.

Le di un significado de vida. ¿Por qué justo ahora, en este momento uso la mariposa, porque me hago estas preguntas, porque me cuestiono tanto? ¿será que quiero conocer la esencia de todo, mi propia esencia, la esencia misma de la vida y los sucesos?, puede ser. ¿A dónde me llevara todo esto? Un misterio.

Pero sin querer desviarme del tema, me mire y me dije: creo que la mariposa es un símbolo de muchas cosas, un símbolo de belleza, delicadeza, libertad y cambios. Pero también el de renacer cada día. Tener ese símbolo colgando del pecho, puede que inconcientemente aliente a algo. ¿A que? A aprovechar cada día como si fuera único y especial. Por más tristezas que corran por nuestro rostro, cada lágrima brilla en los cielos y luego vuelve a nosotros en lluvia. Cada sonrisa es una brisa de los rayos del sol, que luego nos da calidez un día de verano, o cualquier día que el sol este visible.

Se dice que las mariposas solo viven un día, pues bien dependiendo el tipo de mariposa viven dos días a una semana y algunas llegan a vivir hasta seis meses que es su máximo de vida en esa etapa según los científicos que las estudian. Pero resulta ser simbólico, porque hay varias etapas hasta que se vuelven “mariposas”.

Lo tome como algo significativo el hecho que se conoce como popular, que las mariposas “vivan un solo día”. Cada día que abrimos los ojos y nos damos cuenta que estamos vivos renacemos como las mariposas, luego de una transformación, una metamorfosis de todos los días anteriores que vivimos. Debemos de aprender a ser libres internamente para luego llevarlo a los hechos y volar como ellas, debemos aprender a aceptar los cambios, porque todo cambio tiene un objetivo, que depende el camino que elijas será destructivo o constructivo para tu ser y tu alma.

Entonces me mire al espejo, con la mariposa y me dije: una bella simbología para vivir cada día como el último, o al menos disfrutarlo al máximo, saber que a pesar de dormir todo el día, o moverte para todos lados, cada cosa que haces te lleva a algo, y todo es causante de lo que sigue…no “casualidad”. Nada lo es.

Quiero volar, brillar, ser multicolor en alma y cuerpo, vivir y agradecer todos los días como las bellas mariposas que pueblan el planeta. Quiero ser parte del cambio de la humanidad y que dentro mío se produzca la metamorfosis que necesite para ver, hacer y sentir lo que deba.

By: Micaela

miércoles, 27 de julio de 2011

Suspiros al viento.

¿Es la fragilidad, un encanto literario? La fragilidad de las palabras, como cuando estallan en lágrimas, en una carcajada o en un enojo feroz cuando se cae un vaso y se rompe.

¿Es la fragilidad, el fiel reflejo de la dureza exterior y lo sensible que podemos llegar a ser por dentro? Será acaso que todos nos desarmamos de vez en cuando y nos volvemos a reconstruir cuando tomamos conciencia de que la vida es mucho más que un pedazo de papel, un mensaje, un beso, un suspiro quizá.

Nuestro corazón se encuentra a salvo en la burbuja que le armamos inconcientemente así nos refugiamos del mal del mundo. ¿Será esa una clase de fragilidad?

¿O serán tan frágiles mis manos para romper en llanto cuando se ahogan de tanto escribir, de descifrarme las palabras más complicadas y simples que traspasan la pantalla?

¿Seré frágil yo? Es muy posible, lo soy. Pero debo ser también un muro firme, para esperar lo que sea que venga en el camino que recorro, para tener los ojos bien abiertos y tener ganas de escuchar lo que me gusta y lo que no.

¿Será la fragilidad poética una manera de decir lo fuerte que somos o creemos ser y tras el misterio de entendernos durante la vida uno cree ser misterioso y en realidad es lo que menos es?

Es posible.

By: Micaela

martes, 26 de julio de 2011

Más allá del tiempo.

Sucede que en aquellos tiempos, tiempos remotos en el que el amor era un pétalo de flor realmente apreciado, el más mínimo rose significaba la caricia más suave y única.

También las miradas, así se hablaban los corazones, los gestos, los labios temblorosos. Las manos se tomaban el saco y se apretaba, para contener tal emoción de verla.

Y ella ahí, situada en el espacio perfecto del salón, luce un vestido blanco tan simple y bello a la vez que todo lo que esta a su alrededor desaparece. Ellos quedan en el medio de aquel espacio que compartían. Y aún no se daban cuenta.

Entonces él ser acerca, silenciosamente pero con pasos firmes. Mientras sus piernas no se movían con facilidad, se iba aproximando a ella.

Se encuentran en un suspiro y sus miradas irradian tal reconocimiento del alma, que solo ellos se conocen en medio segundo. Entonces él hace una pequeña reverencia en forma de saludo, por supuesto, como antes sucedía. Y ella hace lo mismo, bajando la mirada, y luego vuelve a situarla en él.

La música a penas rosa su esencia, en cuanto él le pide que bailen esta pieza y ella accede, las manos se toman. El caballero la escolta hasta el centro del salón. Y bailan, y hablan en murmullos, y solo se limitan a mirarse, porque todo es tan grande y con tanta luz que los corazones le palpitan de manera tal que no pueden más que tartamudear.

Pero ella, tenia algo que la sacaba de lo común. Su forma de pensar, de expresarse. Y sin darse cuenta, prácticamente hablaba con sus ojos. Él, tan perfecto. Tal vez, tan él como siempre lo fue, estaba a su lado.

La hora de irse había llegado, se despiden con un ademán, y él la toma de la mano mientras ella se sube al carruaje. La dama no saca la vista de tan magníficos ojos, mientras este último camina y su mano se congela, sus ojos parpadean demasiado rápido, tratando de volver a la realidad. Pero todo resulta ser más fuerte de lo que cree, y se da vuelta, con tanta elegancia como solo su cuerpo se movía, y visualiza el carruaje alejándose y haciéndose cada vez más pequeño, hasta llegar al horizonte donde desaparece. Contemplando tal cuadro de perfecta armonía, suelta un suspiro, lo invade una media sonrisa, se da media vuelta nuevamente y camina a su castillo.

Nada menos que esos ojos para contemplar el atardecer, tal vez, el mundo entero.

By: Micaela